Ezetimiba: a perro flaco todo son pulgas.

La organización Therapeutics Initiative de la Universidad de British Columbia ha publicado datos sobre los beneficios de la ezetimiba, en términos de morbilidad y mortalidad, sola o asociada a estatinas.
Los autores realizan una revisión sistemática de ensayos clínicos (controlados, aleatorizados, doble ciego) incluyendo todos aquellos ensayos cuyo grupo control fue: cambios de estilo de vida/dieta o tratamiento con estatinas, fibratos o niacina. Como medidas de resultado valoran la mortalidad global, los acontecimientos no fatales, la tolerancia al tratamiento (incluidos efectos adversos) y medidas de resultados subrogados como niveles de lípidos.
Encuentran 2 EC de largo seguimiento y 30 de corto (<20 semanas) en pacientes con hipercolesterolemia primaria; 1 EC en hipercolesterolemia familiar homozigótica y 1 EC en Sitosterolemia homozigótica.
En los 2 EC de largo seguimiento no se pudo valorar el beneficios o daño de la asociación ezetimiba+estatina, comparada con estatina sola, bien por el excesivo número de abandonos de los EC o bien porque este no fue el objetivo del estudio.
Ninguno de los 30 EC de < 24 semanas de duración valoró la efectividad en términos de morbi-mortalidad. Todos se centraron en objetivos subrogados (disminución de LDL).
Los autores concluyen que actualmente no existe evidencia del beneficio de 10mg/día de ezetimiba como monoterapia o asociado a una estatina, en pacientes con hipercolesterolemia primaria, homozigótica familiar o sitosterolemia.