Escala de Riesgo Anticolinérgico

Los efectos adversos de los medicamentos anticolinérgicos pueden causar caídas, delirium y deterioro cognitivo en ancianos. Los autores del artículo que se publica en Arch Inter Med han desarrollado una Escala de Riesgo Anticolinérgico (ERA) para estimar este riesgo. La escala ERA clasifica medio centenar de medicamentos según su potencial anticolinérgico en niveles que van de 0-sin riesgo (los no incluidos en la tabla) a 1-moderado, 2-alto y 3-muy alto. El riesgo para un paciente se obtendría de la suma de puntos de cada uno de los medicamentos que toma.
La aplicación de la escala ERA a dos cohortes de pacientes ancianos, muestra que puntuaciones altas se asocian a incrementos del riesgo de efectos anticolinérgicos, tanto en la cohorte de pacientes del programa geriatrico (GEM) [RRaj. 1.3 (IC95% 1.1-1.6)], como en la cohorte de atención primaria [RRaj 1.9 (IC95% 1.5-2.5)]. Su aplicación puede ser útil para identificar pacientes con riesgo de reacciones adversas anticolinérgicas en bases de datos con registros de prescripción.

Eficacia y seguridad de la terapia intensiva con estatinas

Algunas guías clínicas estadounidenses y europeas recomiendan el tratamiento intensivo con estatinas para reducir los niveles plasmáticos de LDL- colesterol en pacientes diagnosticados de enfermedad coronaria. Un meta-análisis publicado recientemente en CMAJ, evalúa la evidencia de esta recomendación comparando la eficacia y seguridad de la terapia con estatinas a dosis altas (terapia más intensiva) y a dosis bajas (terapia menos intensiva) en estos pacientes. 
Para la selección de ensayos, se realizó una búsqueda de ensayos clínicos controlados, publicados hasta julio 2007, que compararan diferentes dosis de estatinas administradas a pacientes adultos con enfermedad coronaria y que registraran otras variables cardiovasculares (síndrome agudo coronario o enfermedad coronaria crónica) o mortalidad cardiovascular. En total se incluyeron 7 ensayos clínicos (29.395 pacientes).
Los resultados mostraron que en pacientes con enfermedad coronaria  tratados con terapia intensiva de estatinas se logra una reducción del LDL-colesterol de 0,72 mmol/l (IC 95% 0,60-0,84 mmol/l), lo que se asocia con una reducción del riesgo de infarto de miocardio del 17% (OR 0,83, IC 95% 0,77-0,91) y del riesgo de ictus del 18% (OR 0,82 IC 95% 0,71-0,95).
En cuanto al perfil de seguridad, en los pacientes tratados con terapia intensiva se registraron más retiradas del tratamiento por aparición de reacciones adversas, más rabdomiolisis y miopatías y elevación de las transaminasas, siendo esta última estadísticamente significativa. A pesar de ello, los autores sustentan la recomendación de utilizar terapia intensiva con estatinas en pacientes con enfermedad coronaria para reducir las cifras de LDL-colesterol.