Tratamiento farmacológico de la obesidad

El boletín MeReC  publica en su último número una revisión del tratamiento farmacológico de la obesidad en adultos, basada en la guía del NICE que se editó en el 2006.

La revisión plantea cuestiones básicas en relación a cuándo y en qué pacientes está justificada la intervención, recomendando la introducción de pequeños cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio) como la base previa a cualquier otro tratamiento.
Respecto a los tres fármacos disponibles (orlistat, sibutramina y rimonabant), considera que su uso está justificado como adyuvante, cuando no se alcanzan los objetivos esperados con las medidas anteriores, valorando siempre los beneficios y riesgos en cada paciente. El documento actualiza los datos de efectividad de estos tres fármacos y destaca las últimas recomendaciones de la agencia británica MHRA en relación a la seguridad de sibutramina y rimonabant.

Tratamiento del glaucoma

El Boletín que editan las Áreas 1, 2, 3, 5 y 7 de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud revisa en su nº 3 2008 el tratamiento del glaucoma. Al no existir terapia curativa, el objetivo del tratamiento del glaucoma será el disminuir la progresión de la enfermedad mediante el control estricto de la presión intraocular (PIO).
Para ello, por eficacia y tolerancia consideran en términos generales fármacos de primera línea a los betabloqueantes y los análogos de prostaglandinas, aunque la elección correcta del fármaco deberá hacerse de una manera individualizada para cada paciente. 
Otras de las conclusiones que alcanzan son:
 – Según progresa la enfermedad, un porcentaje elevado de pacientes necesitan más de un fármaco para controlar su PIO. Las asociaciones a dosis fijas pueden presentar algunas ventajas en determinadas situaciones.
 
– Un buen cumplimiento terapéutico y un correcto uso de los colirios es fundamental para conseguir la mayor efectividad del tratamiento y una disminución de los efectos adversos. 
– La detección precoz de la enfermedad, el seguimiento individualizado del tratamiento y una adecuada instrucción al paciente o cuidador sobre su aplicación, evaluando los posibles efectos adversos del mismo, son aspectos en que los profesionales de Atención Primaria y farmacéuticos comunitarios pueden ejercer una labor fundamental para disminuir la progresión de la enfermedad.  

Cambios en la ficha técnica de Enbrel®


Amgen y Wyeth Pharmaceuticals han informado  a los profesionales sanitarios en EEUU, sobre los cambios introducidos en la ficha técnica del etanercept (Enbrel®). Las modificaciones incluyen un black-box advirtiendo sobre casos de infecciones graves (tuberculosis y sepsis bacteriana) producidas en pacientes que lo tomaban y que en ocasiones han sido causa de hospitalización o muerte, y en la sección «reacciones adversas», incluyendo los estudios que describen estos casos y su incidencia.
Recomiendan a los médicos que valoren la posible presencia de una infección  latente antes de comenzar el tratamiento, así como instruir  a los pacientes sobre signos y síntomas de infección, que deben tener siempre presentes durante el tratamiento con Enbrel®.
Recordamos que la EMEA ha modificado la ficha técnica de Enbrel® en varias ocasiones desde su comercialización, incluyendo referencias a estos y otros acontecimientos graves y que la AEMPS emitió en 2002 una nota informativa semejante, sobre otro agente TNF (infliximab, Remicade®) utilizado también para el tratamiento de la artritis.