“Sopa de letras” de los medicamentos

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado nueve soluciones básicas en el entorno de la Seguridad del Paciente, que pueden salvar vidas. Una de ellas se refiere al riesgo que comporta la existencia de medicamentos con nombres parecidos o similares pero con principios activos totalmente diferentes, según países. El paso de ciudadanos de un país a otro puede causar problemas con la continuación de los tratamientos.
Desde hace algunos años, un grupo de profesionales en la EMEA velan para que los nombres de los nuevos medicamentos centralizados no generen ningún conflicto; sin embargo, todavía podemos encontrar algunos parónimos en el mercado. 




Por ello, la AEMPS ha publicado recientemente una serie de recomendaciones para los pacientes que viajen al extranjero y para los profesionales sanitarios, incidiendo en la importancia de identificar el medicamento que demanda el visitante. Es conveniente:

  • Solicitar los envases de la medicación que usa, para poder identificar visualmente su composición

  • Identificar el país de donde procede el paciente y/o el medicamento

  • Identificar la indicación terapéutica para la que se utiliza el medicamento

  • Identificar el nombre del principio activo o de la combinación de varios principios activos, que compone el medicamento, en forma de su DCI (denominación común internacional)

  • Comprobar el laboratorio titular o fabricante del medicamento.

    Y una recomendación: si viajas… llévate tus medicinas.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>