Rosuvastatina en Jupiter


Más de siete meses han tardado en publicar sus autores los resultados del estudio Jupiter desde que el Comité de seguridad decidiera la interrupción anticipada del ensayo
 
Ahora el NEJM publica (también anticipadamente) los resultados, haciéndolo coincidir con su presentación oficial en las sesiones científicas de la American Heart Association, en Orlando. Vistos los resultados, merece la pena haber esperado.
 
El ensayo Júpiter, de prevención primaria en pacientes –aparentemente sanos- con niveles normales de LDL-col (<130 mg/dl) pero con cifras elevadas de proteína C reactiva (PCR ≥2,0mg/L), ha dejado perplejos a todos los allí reunidos. El tratamiento con rosuvastatina 20mg disminuye la morbimortalidad cardiovascular a la mitad. El ensayo reclutó 17.802 pacientes que fueron aleatorizados para recibir tratamiento con rosuvastatina o placebo, durante cinco años. La variable principal fue la aparición del primer evento cardiovascular (IM no fatal, ACV, hospitalización por angina inestable, revascularización o muerte por causa cardiovascular). Las variables secundarias fueron las mismas por separado y mortalidad total.
 
Como ya se ha comentado, el ensayo se interrumpió anticipadamente cuando el seguimiento medio era tan solo de 1,9 años (algunos llegaron a los 5 años). Las cifras de LDL-c y PCR disminuyeron un 50% y un 37% respectivamente en el grupo tratado con rosuvastatina. La variable principal se produjo en 142 (0,77%) y 251 (1,36%) pacientes en el grupo rosuvastatina y placebo, respectivamente, lo que significa una disminución del 44% en el riesgo de eventos cardiovasculares (RR 0,56 IC95% 0,46-0,69). Pero ahí no quedó todo, también fue significativa la disminución del número de pacientes que sufrió IM fatal y no fatal (HR 0,46), ACV (HR 0,52), revascularización (HR 0,40) o muerte por cualquier causa (HR 0,8).
 
Se necesitó tratar a 95 pacientes (NNT) durante 2 años para evitar un evento cardiovascular.
Respecto a los efectos adversos, no se observaron diferencias significativas entre los dos grupos en el periodo que duró el estudio, a excepción de un mayor número de pacientes diagnosticados de diabetes “de novo” (270 vs 216).
 
Los cometarios editoriales no saben bien que decir, nosotros menos.

3 thoughts on “Rosuvastatina en Jupiter

  1. Al hilo del comentario acertado de Rafael, debemos matizar que, si bien es oportuno recordar el artículo que cita, en este caso el ensayo es muy robusto ( 17.000 participantes). Eso si, la información sobre los efectos adversos a largo plazo de un tratamiento tan agresivo como este, se ha perdido para siempre.
    Respecto a las implicaciones del estudio, de momento no parece que la PCR aisladamente sea un buen indicador del riesgo cardiovascular (demasiado inespecífico) y menos aún una posible diana terapéutica(1). Tampoco parece lógico, a la vista de este ensayo truncado, tratar a todos los que acudan a la consulta con el perfil de los pacientes reclutados. Entre otras cosas, porque las estatinas no tienen autorizada esta indicación.
    La noticia es la que es, sin que hayamos tenido intención de valorar sus consecuencias clínicas. Pero los resultados de este estudio han sido una sorpresa, incluso para sus investigadores (ver el protocolo en http://circ.ahajournals.org/cgi/reprint/108/19/2292.pdf)

    (1) Paraskevas y cols. C-reactive protein (CRP); more than just a innocent bystander?. Curr Med Res Op 2008;24:75-78 http://www.informapharmascience.com/doi/pdfplus/10.1185/030079908X253654

    admin Responder

  2. Aparentemente sanos e hipertensos, me hubiera gustado ver solo los resultados de los que acabaron los cinco años.
    Estos tratamientos preventivos tan de moda últimamente dan mucho que pensar.

    Galeno Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>