Montelukast no mejora los síntomas respiratorios postbronquiolitis en niños.

Montelukast no mejora los síntomas respiratorios post-bronquiolitis en niños. Es la conclusión de un estudio publicado en Am J Respir Crit Care Med y que se ha resumido y comentado en Evidencias en Pediatría. En el comentario crítico se señala que este ensayo clínico contradice los resultados del estudio piloto de 2003, que con ciertas limitaciones metodológicas en el diseño (ahora  subsanadas) sugería una eficacia potencial preventiva de montelukast en la enfermedad reactiva de las vías aéreas post-bronquiolitis. En el apartado de aplicabilidad en la práctica clínica, señalan el frecuente uso de montelukast en la bronquiolitis aguda en la práctica habitual, a pesar de no haber demostrado su eficacia.
Para mayor contundencia la revista Pediatrics publica en diciembre un ensayo clínico que concluye que montelukast no mejora el curso clínico en la bronquiolitis aguda.

Nosotros también hemos constatado un elevado uso en pediatría, que se ha triplicado desde 2003 (ver figura), así como una gran variabilidad entre pediatras. Esperamos que ahora, tras este estudio, su consumo vuelva a valores de 2003, lo que indicaría que se está utilizando en sus indicaciones aprobadas, que no son otras que en determinadas condiciones del tratamiento y profilaxis del asma.
Recomendamos la lectura del editorial “montelukast en la bronquiolitis: historia y enseñanzas de un decepción” , de la que entresacamos la siguiente frase: “antes de sacar conclusiones apresuradas con repercusión sobre los tratamientos aplicados en clínica, hay que tener pruebas de calidad que los confirmen y que por tanto los pediatras que quisieron utilizar montelukast en la bronquiolitis aguda estaban doblemente equivocados: primero por usarlo antes de disponer de las pruebas suficientes y de la aprobación de un uso específico y segundo, porque finalmente tales pruebas no han llegado.”
Este razonamiento también es aplicable a otros ámbitos de la medicina.


One thought on “Montelukast no mejora los síntomas respiratorios postbronquiolitis en niños.

  1. Pues así es…

    A ver si estos nuevos estudios contribuyen a racionalizar el uso (abuso) de este fármaco.

    Es preocupante el “seguidismo automático” que se hace de determinados artículos, ya que el estudio sobre montelukast y bronquiolitis publicado en 2003 era: 1) sólo un estudio piloto; 2) de muestra pequeña; 3) realizado exclusivamente en niños ingresados; y 4) con un periodo de seguimiento de apenas dos meses, con un % de pérdidas a los dos meses enorme. Dicho artículo también fue valorado en su día:

    http://www.aepap.org/EvidPediatr/numeros/vol4/2008_numero_1/2008_vol4_numero1.20.htm

    Todo ello no fue inconveniente para que el uso del fármaco se extendiera a una velocidad vertiginosa en niños con bronquiolitis, tanto ingresados como no, para, presuntamente, “prevenir” reagudizaciones post-primer episodio.

    Como bien decís, esperemos que todo esto contribuya a que el montelukast se use en sus indicaciones aprobadas.

    Cristóbal Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>