En hipertensión: cuanto más simple, mejor

La complejidad de las guías de práctica clínica sobre el manejo de la hipertensión puede contribuir a que no se alcancen los objetivos perseguidos. El estudio STITCH (Simplified Treatment Intervention of Control Hipertension) realizado por médicos de familia de Canadá, compara si un algoritmo simplificado de tratamiento permite alcanzar los objetivos en hipertensión en mayor proporción que las Guías del Programa de Educación Canadiense de Hipertensión.

El algoritmo simplificado se basa en cuatro pasos:
(1) tratamiento inicial con dosis bajas de IECA+diurético o ARA2+diurético;
(2) titulación hasta dosis máxima de la asociación;
(3) añadir un antagonista del calcio y titular dosis; y
(4) añadir un alfabloqueante, betabloqueante o espironolactona.


La proporción de sujetos que alcanzó el objetivo de tensión arterial (140/90 sin DM y 130/80 con DM) a los 6 meses fue significativamente superior en el grupo intervención (64.7% vs. 52.7%; diferencia absoluta 12.0% IC95% 1.5% a 22.4%; p=0.026). En el grupo intervención un 85% de los pacientes estaba en tratamiento con combinaciones a dosis fijas, frente al 15% de los pacientes del grupo que seguía las guías canadienses. Los resultados sugieren que iniciar el tratamiento con una combinación a dosis bajas, puede ser preferible al inicio con un solo fármaco.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>