Información sobre seguridad de medicamentos de la AEMPS


 
La AEMPS
ha publicado el Informe Mensual del mes de Noviembre que incluye información de seguridad sobre acetato de ciproterona, fenitoína, contrastes de gadolinio, estatinas y propiltiouracilo.

  • Acetato de ciproterona y riesgo de meningiomas : No se deben utilizar preparaciones con 10 mg o más de acetato de ciproterona en pacientes con meningioma o antecedentes personales de meningioma.

  • Fenitoína: riesgo de síndrome de Stevens-Johnson en pacientes con alelo HLA-B*1502: En pacientes de las etnias chinas Thai o Han portadores del alelo HLA-B*1502, solo se debe utilizar fenitoína por vía oral si se considera que los beneficios superan los potenciales riesgos, debido al riesgo incrementado de síndrome de Stevens-Johnson en estos pacientes.
  • Inhibidores de HMG-CoA reductasa (estatinas): riesgo de alteraciones del sueño, pérdida de memoria, disfunción sexual, depresión, enfermedad intersticial pulmonar: Las estatinas pueden causar alteraciones del sueño, pérdida de memoria, disfunción sexual, depresión y enfermedad intersticial pulmonar, según los resultados de una revisión de seguridad que se ha realizado en Europa con datos procedentes de notificación espontánea, ensayos clínicos y publicaciones en la bibliografía.
  • Propiltiouracilo: riesgo de daño hepático grave: Se han notificado casos graves, incluyendo casos mortales, de alteraciones hepáticas en adultos y en niños en tratamiento con propiltiouracilo. La FDA ya alertó de este riesgo en junio (ver Hemos leído.)

2 thoughts on “Información sobre seguridad de medicamentos de la AEMPS

  1. Me da escalofrios pensar la cantidad de pacientes ( jóvenes y mayores) en tratamiento con estatinas que consultan por alteraciones del sueño a los cuales y al final, siempre acaban con un hipnótico.

    María José Monedero Responder

  2. Y con ser malo, no es eso lo peor. Lo peor es cuántos de ellos no obtienen ningún beneficio objetivo por tomar esa estatina. Dicho de otro modo, en cuántos de ellos no cumplimos ninguno de los dos principios éticos y técnicos esenciales de nuestro trabajo: el de beneficencia y el de no maleficencia.

    Toni Bayón Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>