La sencillez de los decálogos sobre el uso seguro de medicamentos

El National Prescribing Centre (NPC) británico ha publicado un documento titulado “Estrategias para una prescripción más segura”, donde se aborda la problemática relacionada con los errores de medicación y la iatrogenia farmacológica en el ámbito de la atención primaria. Este documento recoge el DECÁLOGO para una prescripción más segura, y lo ha resumido perfectamente Cecilia Calvo en El Comprimido_blog:

1. Mantén al día tus conocimientos sobre terapéutica, especialmente en la que afecta a las patologías que presentan tus pacientes con mayor frecuencia.

2. Antes de prescribir, asegúrate de tener toda la información que necesitas saber sobre el paciente, incluidas las comorbilidades y las alergias.

3. Antes de prescribir, asegúrate de tener toda la información que necesitas saber sobre el medicamento que vas a seleccionar, incluyendo las posibles reacciones adversas y las interacciones.

4. A veces, el riesgo asociado al medicamento que vas a prescribir es mayor que los posibles beneficios, de modo que antes de hacerlo, piensa: “¿es realmente necesario prescribir este medicamento?”

5. Debes comprobar las alertas que te ofrezca tu sistema de prescripción electrónica; si no lo haces, podrías no enterarte de alergias a fármacos o de la existencia de interacciones clínicamente relevantes.

6. Repasa las prescripciones antes de firmarlas para detectar posibles errores.

7. Implica a los pacientes en las decisiones relacionadas con su tratamiento y ofréceles la información que necesiten para la administración correcta de los medicamentos, para que puedan reconocer las reacciones adversas importantes en caso de que las sufran y para que sepan cuándo deben volver al médico para el seguimiento y/o revisión del tratamiento.

8. Asegúrate de que al paciente se le realizan las pruebas complementarias necesarias para el seguimiento de la efectividad y seguridad del tratamiento farmacológico y de que éstas se realizan con las técnicas e intervalos apropiados.

9. Asegúrate de que, cuando renuevas la prescripción, no lo haces de manera automática, sino que lo haces conscientemente y teniendo presentes todas las advertencias de seguridad.

10. Procura que haya una buena comunicación entre los diferentes médicos que tratan al paciente en lo que respecta a su tratamiento farmacológico, con el fin de evitar malentendidos o errores y poder así conciliar la medicación.


 
Ahora, en GuiaSalud.es (Biblioteca de Guías de Práctica Clínica del Sistema Nacional de Salud), han publicado la Guía terapéutica antimicrobiana del Área de Aljarafe, cuyo objetivo es mejorar la calidad de la prescripción antibiótica y reducir la variabilidad existente entre los facultativos, estableciendo criterios únicos de selección de tratamientos de las enfermedades infecciosas en el paciente, sea cual sea el nivel asistencial en que sea atendido. Este documento recoge el DECÁLOGO para un uso seguro de los antibióticos:

1. Revise la historia clínica del paciente en busca de información relevante (alergias y AAM previos,…).
 
2.
 Prescriba el antibiótico sólo y cuando lo considere necesario.
 
3.
 Compruebe la medicación utilizada habitualmente por el paciente.
 
4.
 Asegúrese de que la prescripción es segura (interacciones, dosis máximas, ajuste de posología y duplicidades).
 
5.
 Elija un antimicrobiano eficaz, en base a la evidencia disponible.
 
6.
 Extreme las precauciones y limite el uso de antibióticos de nueva comercialización.

7.
 Adecue dosis y duración del tratamiento a las necesidades y condiciones del paciente (edad, peso, situación clínica y patología subyacente).
 
8.
 Facilite la adherencia al tratamiento con intervalos de administración que favorezcan el cumplimiento de la prescripción.
 
9.
 Verifique los datos de identificación del paciente, medicamento y dosis, al emitir la prescripción.

10.
 Comunique al paciente toda la información referente a su tratamiento (indicación del antibiótico, dosis, posología y duración del tratamiento), posibles efectos secundarios o indeseables. Cerciórese de que la ha comprendido y que es consciente de la importancia del cumplimiento del plan terapéutico.


 

6 thoughts on “La sencillez de los decálogos sobre el uso seguro de medicamentos

  1. Si os ha interesado esta entrada consultad también:
    Sciff G. Principles of Conservative Prescribing. Arch Intern Med 2011
    Schill G. Promoting conservative prescribeng. JAMA 2009

    Decálogo de una prescripción racional y sensata.

    Cristina Roure Responder

  2. Muy bonito y sencillo. ¡ Ah, el NPC eh !. ¿Por que no se preguntan esos teóricos u/o expertos porqué no se hacen todas esas bonitas y sencillas cosas del decálogo?. ¿Creen ellos que han descubierto la pólvora?. El primer recurso en medicina es el tiempo, sin tiempo no puedes hacer bien las cosas, te tensas, intentas abreviar, cometes más errores, pierdes gusto por tu trabajo, lo mecanizas, etc, etc. Pero no os preocupes, los expertos lo descubrirán en la próxima década.

    Antonio Responder

  3. El uso seguro de los medicamentos cada día es una tarea más compleja. Hace 50 años, un médico podía elegir entre unos 100 principios activos. Hoy casi diez veces más con un aumento exponencial de interacciones y contraindicaciones. En esta tesitura, lo más aconsejable es el doble filtro profesional como se hace en otras tareas de alta seguridad: notario-registrador, fiscal-juez, piloto-copiloto… En este caso, la elección que se sigue en Canada, Australia, Suiza… es el de médico – farmacéutico. El primero dispensa y el segundo valida la dispensación. El resultado es: más seguridad para el paciente, más tranquilidad para el médico, menos demandas y menos ingresos por RAM. ¿Quién da más?

    Eduardo Responder

  4. Está claro que el factor más importante es estar al día en medicina y tener tiempo para hacer una buena anamnesis. Los próximos años serán un reto: menos recursos económicos para tener tiempo, más necesidad de una prescripción racional. Sólo se me ocurre un sistema de incentivos (incentivos de verdad) asociado a esto que funcione de estímulo para hacer mejor las cosas.

    Francisco Responder

  5. ¡Bravo Eduardo! recoges con maestría mi experiencia de 20 años como farmacéutico hospitalario: es imposible que una sola persona domine todo a la perfección, y aunque lo haga, igualmente se puede equivocar: lo mejor es que otro profesional esté a cargo de revisar el proceso.

    Beatriz Responder

  6. Y todo eso con cinco minutos por paciente que suele entrar en consulta diciendo “tengo que contarte muchas cosas”. El mundo de la piruleta.

    ch Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>