Depresión en demencia: ni sertralina ni mirtazapina


 
Mientras que la depresión es común en pacientes que presentan demencia, los autores del presente estudio advierten que la evidencia para el tratamiento con medicamentos en este grupo de pacientes es limitada y ambigua
 
Por ello iniciaron el ensayo clínico HTA-SADD (evaluación de la utilización de antidepresivos para la depresión en la demencia) cuyo objetivo fue determinar la eficacia de dos fármacos antidepresivos ampliamente usados ​​en este grupo de pacientes. Los participantes fueron pacientes de edad avanzada con enfermedad probable de Alzheimer y depresión, evaluada con una puntuación de 8 o más en la escala de Cornell para la depresión en la demencia (CSDD). Los pacientes fueron aleatorizados para ser tratados con sertralina, mirtazapina o placebo, además de la atención habitual. El resultado primario fue la reducción de la depresión según la puntuación de CSDD a las 13 semanas, con seguimiento de 39 semanas. 
 
Se evaluaron 326 pacientes asignados al azar: 107 para sertralina, 108 a mirtazapina y 111 con tratamiento placebo. No hubo diferencias significativas en las puntuaciones CSDD entre sertralina y placebo (1,17, IC 95% -0,23 a 2,58, p = 0,10), ni mirtazapina y placebo (0,01, IC 95% -1,37 a 1,38, p = 0,99) y no hubo una diferencia significativa entre ambos fármacos (1,16 IC 95%, -0,25 a 2,57, p = 0,11).
 
Hubo menos pacientes en el grupo de control con reacciones adversas (26%) que en el grupo tratado con sertralina (43%, p = 0,010) o el grupo de mirtazapina (41%, p = 0,031), y también menos eventos adversos calificados como graves (p = 0,003).
 
Los autores concluyen en este estudio que ni sertralina ni mirtazapina mostraron beneficio para el tratamiento de la depresión en pacientes con demencia en comparación con placebo, y ambos se asocian con más efectos adversos. Por lo tanto, sugieren que el uso de estos fármacos en estos pacientes debe ser reconsiderada.

One thought on “Depresión en demencia: ni sertralina ni mirtazapina

  1. Como casi siempre sale mejor parado el placebo. Por favor, dejad de abusar de la palabra «evidencia», ya sabemos todos que en castellano se refiere al contexto «pruebas». Es que suena fatal y encima hay gente que no se la quita de la boca en su gremio profesional de ventas y márketing de medicamentos…
    Práctica profesional basada en pruebas centíficas creo que se quedó al final como una buena definición.
    El caso es que tras 10 años de estudios nadie se acuerda de los «niveles de «¡evidencia», ahí es nada, como si fuera un juego de videoconsola medido en valores absolutos. Palabros sin sentido para justificar que nuestro sistema sanitario no comprueba las 3 E´s de nuestros medicamentos (eficacia, eficiencia…).
    Que me digan ahora lo que informa la última evidencia sobre THS, por ejemplo, y la farmacología de la osteoposis va detrás, como tantas otras cosas prescritas a diario bastante tóxicas, que es evidente que no son responsabilidad de nadie el daño que puedan y están causando, eso si que es una prueba medida por ejemplo en necrosis mandibular.

    Esto es una reflexión, no para que lo publiquéis como opinión en este hilo del blog, no es mi intención ensuciar, es que viendo la calidad que tenéis me parece que lo de evidencia deberíais extinguirlo, en la ciencia casi nada es evidente.
    un saludo

    Galeno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>