Experiencias sobre el “día a día” de la prescripción de medicamentos

Grupo Iniciativa por una Prescripción Prudente (IPP) ya ha finalizado su recopilación de testimonios y anécdotas de profesionales de la salud, con el único objetivo de difundir los principios básicos y sencillos de la prescripción de medicamentos prudente y segura. 
 
Este es el reconocimiento de Hemos Leído a la iniciativa desinteresada, realizada por Rafael Bravo, Cecilia Calvo, Carlos Fernández-Oropesa, Enrique Gavilán y Asunción Rosado, y a todos los colaboradores que han dejado un reguero de experiencias y de ideas que son de aplicación inmediata en nuestros campus de la Salud.
 
 

Reflexiones del 2011 para el 2012.  ¡¡¡ FELIZ AÑO !!!

 

  1. Busca en primera instancia alternativas no farmacológicas 
     
  2. Considera las causas subyacentes, potencialmente tratables, de los problemas, en lugar de tratar los síntomas con medicamentos 
     
  3. Busca oportunidades para la prevención en lugar de centrarte en el tratamiento de síntomas o de una enfermedad avanzada 
     
  4. Siempre que sea posible usa el tiempo como un test diagnóstico y terapéutico 
     
  5. Maneja pocos medicamentos pero aprende a utilizarlos bien 
     
  6. Evita el cambio continuo a nuevos medicamentos sin tener motivos claros y concluyentes basados en la evidencia 
     
  7. Sé escéptico con el tratamiento individualizado
      
     
  8. Siempre que sea posible, comienza el tratamiento con un sólo fármaco 
     
  9. Ante un nuevo problema de salud piensa en primer lugar si puede tratarse de una reacción adversa a un medicamento 
     
  10.  Informa a los pacientes sobre las posibles reacciones adversas que pueden provocar sus medicamentos para que sean capaces de reconocerlas lo más pronto posible en caso de aparezcan
      
     
  11.  Considera si no se estás promoviendo y a la vez tratando, un síndrome de abstinencia 
     
  12.  Infórmate de los nuevos medicamentos y las nuevas indicaciones empleando fuentes fiables e independientes
      
     
  13.  No tengas prisa por utilizar medicamentos de reciente comercialización 
     
  14.  Asegúrate de que el medicamento mejora resultados clínicos orientados al paciente en vez de variables subrogadas orientadas a la enfermedad
       
  15.  Rehúye la ampliación o extrapolación de indicaciones 
     
  16.  No dejarse seducir por la elegante farmacología molecular o fisiológica de algunos fármacos 
     
  17.  Ten precaución con la promoción selectiva de estudios 
     
  18.  No cedas de forma precipitada y poco crítica a las peticiones de los pacientes, especialmente con los medicamentos que conocen por la publicidad
      
     
  19.  Ante un fracaso terapéutico evita prescribir más fármacos sin antes comprobar la adherencia del paciente al tratamiento
      
     
  20.  Evita volver a prescribir medicamentos que ya han sido administrados previamente al paciente sin obtener respuesta, o que causaron una reacción adversa
      
     
  21.  Suspende el tratamiento con fármacos innecesarios o que no están siendo efectivos
      
     
  22.  Respeta las dudas expresadas por los pacientes sobre sus medicamentos
      
     
  23.  Piensa más allá de los beneficios a corto plazo de los fármacos y valora los beneficios y riesgos a más largo plazo
      
     
  24.  Busca oportunidades para mejorar los sistemas de prescripción y hacer cambios que hagan más segura la prescripción y uso de medicamentos.
       

5 thoughts on “Experiencias sobre el “día a día” de la prescripción de medicamentos

  1. Muchas gracias por la difusión. Vuestra labor con el blog de «Hemos leído» también es imprescindible para la promoción de la prescripción prudente.
    Que el año próximo venga cargado de cosas buenas y bonitas.
    Un abrazo,
    Cecilia

    Cecilia Calvo Responder

  2. Hola,
    Enhorabuena por vuestras recomendaciones, aunque la 24 y la 4 parecen ambiguas.

    Por otra parte, de qué fuente fiable e independiente se deduce que el seguir la 13 y la 5 vaya a redundar en una mejor salud del paciente? Parece muy atrevido eso de la aplicación inmediata!

    Deme Responder

  3. A ver. Siento ser aguafiestas pero hemos de tenr claro algunos conceptos básicos.
    De entrada los que acuden a nosotros son enfermos, no sanos.
    Un medicamento se define como una sustancia que altera la fisiologia humana, y por tanto deben usarse en enfermos. Al contrario que los alimentos y cosméticos, que no lo hacen y deben usarse en sanos o en piel sana. La fitoterapia es farmacológica y debe tratarse como tal.
    Por otro lado tenemos todo lo que venden en herbolarios, dieteticas tiendas de reiki y similares, que la agencia española del medicamento clasifica como «productos milagro».
    Si tenemos un enfermo debemos usar farmacos. Lo de usar alternativas no farmacológicas a que se refiere: alimentos? cosmeticos? productos milagro?
    Lo del punto 7 a que se refiere? a que desde la genetica todo es un error y debemos volver a la teoria de la creación y todos somos exactamente iguales?
    En fin los medicamentos son muy complicados y no se puede simplificar tanto, lo siento pero discrepo radicalmente de la mayoria de los principios, debemos aprender mas y estudiarlos mas, eso si usar fuentes fiables, pero poner por escrito que hay que simplificar y desconfiar de los avances de la ciencia no me parece bien.
    Me parece muy fuerte que haya gente que diga que hay productos que no sirven para nada, Cada vez que decimos que un fármaco no sirve perdemos una manera de curar a un enfermos.
    En fin ya se que la mayoria pensais al contrario, pero creo que tengo que decirlo. Felices fiestas

    roger
    doctor en farmacia
    medico especialista en medicina familiar y comunitaria

    Roger Responder

  4. Estimado colega Roger,

    le recomiendo encarecidamente que lea el contenido de cada uno de los enlaces que vienen arriba y así obtendrá respuestas a todas sus preguntas.

    Saludos

    Miguel Conesa Responder

  5. Esta iniciativa es muy de agradecer. Soy farmacéutico de hospital y, al profundizar en las historias clínicas de los pacientes, se observan muchas veces problemas en la prescripción: duplicidades terapéuticas, prescripción inducida, fármacos de utilidad terapéutica baja, etc.
    La siguiente iniciativa tendría que ser la «desprescripción». No olvidemos que somos uno de los países en los que más medicamentos se prescriben. Hay mucho que trabajar en este aspecto, pues el problema del gasto farmacéutico no es tanto el coste de los medicamentos, como el uso que de ellos se hace.

    Carlos Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>