Exposición accidental de parches transdérmicos en niños


 
La FDA acaba de publicar una alerta recordando a pacientes, cuidadores y profesionales de la salud, la importancia de extremar las precauciones en el adecuado almacenamiento, uso, aplicación y eliminación de los medicamentos en forma de parche transdérmico para evitar el potencial daño que la exposición accidental al ingrediente activo de estos medicamentos puede ocasionar sobre los mas pequeños de la casa. 
 
Concretamente, la FDA evaluó una serie de 26 casos pediátricos de exposiciones accidentales a los parches de fentanilo informados en los últimos 15 años. De estos 26 casos, diez terminaron en muerte y 12 en hospitalización. Dieciséis de los 26 casos ocurrieron en niños de dos años de edad o menores.
 
Los niños pequeños corren un riesgo especial de exposición accidental a los parches de fentanilo. Su agitación y curiosidad proporcionan oportunidades para que puedan encontrar los parches perdidos, o los desechados en la basura, o encontrar los parches mal almacenados. Además, un niño pequeño puede estar en riesgo de exposición cuando es “llevado a brazos” por alguien que lleva un parche parcialmente desprendido (sobretodo en época estival). 
 
La exposición de los niños pequeños a un parche de fentanilo puede dar lugar a efectos adversos graves incluso en parches ya usados, pues todavía contienen una dosis considerable de principio activo.
 
Como parte de una campaña de sensibilización pública sobre el desecho adecuado de los medicamentos en el año 2011, la FDA aconsejó a los consumidores sobre la correcta eliminación de parches de fentanilo cuando ya se han usado: la parte adhesiva del parche se debe doblar junta correctamente, de manera que el reservorio del principio activo no quede accesible, y luego se debe depositar en cualquier punto SIGRE (versión española).
 
Los profesionales sanitarios y los pacientes deben informar sobre cualquier caso de exposición accidental de los niños a parches transdérmicos. En España recomendamos enviar la información al Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP-España), mediante el formulario que está situado en su página Web. 
 
Principios activos comercializados en parche transdérmico: 
 
Fentanilo: para casos de dolor crónico y grave que responde a opioide
Buprenorfina: en dolor moderado a severo oncológico y dolor severo
Estrógenos: en terapia hormonal sustitutiva
Testosterona: en hipogonadismo masculino
Nitroglicerina: para la prevención de la angina de pecho de esfuerzo y en reposo
Rivastigmina: tratamiento sintomático de la demencia de Alzheimer
Rotigotina: en parkinson y síndrome de piernas inquietas
Capsaicina: para tratamiento del dolor neuropático
 

One thought on “Exposición accidental de parches transdérmicos en niños

Responder a natxo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>