Servicios farmacéuticos de hospital desde otra perspectiva

Tiempo de buenos deseos, tiempo de compartir…. En estas fiestas navideñas queremos trasladar la experiencia de compañeros que están realizando una labor social loable en países lejanos de sus hogares, con el propósito de colaborar en el desarrollo sanitario de los mismos a través de una mejora en la asistencia farmacéutica.
 
Y nada mejor que sean ellos los que nos cuenten sus experiencias:

 
“Constituida un 13 de Febrero, allá por el
 2006, en Valencia, la Fundación El Alto nació con la ilusión puesta en favorecer e impulsar, dentro del ámbito farmacéutico,  la formación y capacitación de profesionales e instalaciones de cara a mejorar las condiciones sanitarias y contribuir al desarrollo de la población local en las zona de intervención, haciendo partícipes a los propios beneficiarios de las actividades desarrolladas, tanto en trabajo como en proyectos.

Desde el principio, se focalizaron esfuerzos en la creación y desarrollo de Servicios de Farmacia dentro de hospitales rurales del África Subsahariana, con la intención de ir dotándolos de una estructura personal y material que permitiera su desarrollo completo hasta garantizar sus prestaciones como servicio hospitalario central. Siempre evolucionando dentro del marco legislativo que marcara el país de intervención, siempre adaptándose a las necesidades e idiosincrasias locales, permitiendo integrar la Farmacia como un valor propio y cercano dentro del servicio sanitario de cada hospital. Esta labor pretende culminar, tras periodos de colaboración de aproximadamente 10 años, con el funcionamiento totalmente autónomo de los servicios de farmacia por parte del personal local.

Con estas premisas comenzó, en 2007, el proyecto en Etiopía del Hospital de Gambo, que actualmente posee un servicio de farmacia informatizado en el que se dispensan medicamentos elaborados, en muchos casos, en el laboratorio de formulación magistral del propio Servicio y, en ocasiones, a partir de materias primas de cultivo autóctono (13 fórmulas). Asimismo, se ha mejorado sustancialmente, en cuanto a seguridad y calidad, el manejo de medicamentos en todo el hospital, se ha promovido la formación profesional del personal etíope capacitado que trabaja en el servicio (32 personas) según los estándares internacionales de calidad y, con todo ello, se ha conseguido un aumento considerable del éxito terapéutico. Otro ámbito de actuación son los programas sanitarios, como el del control de enfermedades de transmisión hídrica, consiguiendo una reducción en la reincidencia del 20.41%, o el de detección de malnutrición, cribando 3785 niños y 4547 embarazadas dentro de las comunidades de la zona de influencia del hospital.

El segundo proyecto se inició en 2009, en el Hospital Saint Joseph de Bebedjia, en Chad. Con la experiencia adquirida en Gambo, siguiendo su modelo, se comenzó con la rehabilitación de las dependencias y la construcción de un laboratorio de formulación magistral, en el que ya se han producido más de 2500 fórmulas. Asimismo, se instauró un sistema de gestión eficiente de medicamentos, tanto para pacientes hospitalizados como externos. La parte educativa tiene dos vertientes principales, una se centra en sesiones técnicas que mejoren la formación de la plantilla sanitaria del servicio de farmacia y del personal del hospital con actividades relacionadas, mientras que la otra se encamina a la educación sanitaria de la población en cuanto a enfermedades infecciosas se refiere (principalmente SIDA, tuberculosis y malaria).

El proyecto más reciente se ha iniciado este mismo año, en 2013, en Uganda, en el Hospital de Saint Joseph en Kitgum. En él se están desarrollando las primeras fases de la creación del Servicio de Farmacia, adaptando las experiencias anteriores a la idiosincrasia y medios locales. Comenzando por obras de rehabilitación, por el inventariado del material existente, por la clasificación del material útil y por la eliminación de productos en mal estado. Siguiendo por la instauración de un sistema de dosis unitarias en los diferentes pabellones del hospital, trabajo en el cual está inmersa la actual cooperante. Por otra parte, la labor de formación del personal del Servicio de Farmacia es parte de las tareas cotidianas, principalmente durante los  comienzos de cada colaboración.

La estructura de la fundación El Alto consta de un reducido equipo directivo y de coordinación que trabaja en España, una cooperante por cada hospital durante un periodo aproximado de 6 meses con sistema de relevos solapados y, por supuesto, la inestimable colaboración de socios y amigos.

Desde la difusión que el entorno del equipo de Hemos Leído nos ha facilitado, queremos agradecerles en primer lugar a ellos su colaboración y apoyo, así como también a todos los “hemoslectores” la atención que habéis dedicado a esta parcela de sueños e ilusiones que, por otra parte, son ya realidades”.

         Felices Fiestas a tod@s

2 thoughts on “Servicios farmacéuticos de hospital desde otra perspectiva

  1. Muchas gracias a todo el equipo de “Hemos leído” por seguir estando ahí, por seguir informándonos, por continuar en vuestra tarea…
    Feliz Navidad y Próspero 2014
    Un fuerte abrazo en nombre propio y en nombre de “Docencia Rafalafena”

    María José Monedero Responder

  2. Gracias equipo de “Hemos leído” por seguir compartiendo información de calidad con todos los “hemoslectores”.
    FELIZ TODO!

    Ana Cris Cercós Lletí Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>