Triángulo amarillo en el material promocional de los medicamentos

   Triángulo amarillo

La AEMPS ha publicado en su página web las instrucciones sobre la inclusión del triángulo amarillo en el material promocional de las especialidades, según el Real Decreto 1344/2007 de farmacovigilancia.
El documento aclara algunas dudas, da a conocer el significado de este pictograma que muchos todavía no sabían que existe y una relación de medicamentos de uso humano con triángulo amarillo.

La EMEA y AEMPS confirman en una nota el positivo balance beneficio-riesgo de rosiglitazona y pioglitazona

notas-de-agemed.jpg
La EMEA confirmó ayer en una nota el positivo balance beneficio-riesgo de rosiglitazona y pioglitazona. El comité de Seguridad (CHMP) ha evaluado la información sobre el riesgo de fracturas óseas en mujeres y el posible riesgo de enfermedad cardiaca isquémica. Con la información disponible, la Agencia confirma el balencia positivo beneficio-riesgo de ambos fármacos en diabetes tipo 2. 
Sin embargo,  la ficha técnica debería se actualizada para incluir una advertencia en relación a que en pacientes con enfermedad cardiaca isquémica, rosiglitazona deberá ser usada solo después de una cuidadosa evaluación individualizada de su riesgo individual. Además, la combinación de rosiglitazona e insulina debería ser usada solo en casos excepcionales y bajo cercana supervisión.
Al mismo tiempo, también lo notifica la Agencia Española del Medicamento.

Seguridad cardiovascular de la rosiglitazona


La Agencia Española de Medicamentos -AEMPS- ha emitido una alerta de informando de los nuevos datos publicados recientemente relativos a la seguridad cardiovascular de la rosiglitazona.  Los artículos a los que hace referencia ya los comunicamos hace unos días.

Glitazonas y riesgo de fracturas en mujeres

La AEMPS informa que la revisión de los datos de seguridad procedentes de ensayos clínicos controlados con rosiglitazona (ADOPT) y pioglitazona (PROactive) indica un aumento de la incidencia de fracturas óseas en mujeres tratadas con estos antidiabéticos en comparación con aquellas que recibieron otros tratamientos o placebo.

La mayoría de estas fracturas se presentaron en extremidades, desconociéndose el mecanismo involucrado en este efecto. Por lo tanto, este hecho debe tenerse en cuenta en la atención sanitaria prestada a las mujeres con diabetes tipo 2 en tratamiento con las glitazonas y en aquellas en las que el inicio del mismo esté considerado. La ficha técnica y el prospecto de estos antidiabéticos están siendo actualizados con esta nueva información de seguridad.

Para más información acceder a la noticia Rosiglitazona y riesgo de fracturas de Hemos Leído del 21 de febrero de 2007.