Boletín MeReC

 

El NPC (Nacional Prescribing Center) ha publicado el Boletín MeReC extra nº 31, que plantea el problema del empleo rutinario de antibióticos en infección respiratoria alta, la (falta de) implementación y adherencia con las guía en UK y los nuevos parches de plata y la “ausencia” de evidencias en el tratamiento de las úlceras vasculares.

Amoxicilina para tratar la neumonía en niños

Según un artículo publicado en Lancet, la amoxicilina a dosis altas es igual de efectiva que el tratamiento parenteral con ampicilina, para tratar la neumonía en niños hospitalizados. En el estudio realizado en 2.037 niños de entre 3 y 59 meses con neumonía severa, los autores establecen aleatoriamente:
1) Tratamiento hospitalizado con ampicilina IV 100mg/kg/día durante 48 horas, seguida de amoxicilina 80-90mg/kg/día durante 3 días, o
2) Tratamiento ambulatorio de amoxicilina oral 80-90mg/kg/día en dos dosis, durante 5 días.
La medida de resultado primario fue el deterioro clínico al 6º día, que se consideró fracaso del tratamiento.
En el análisis por protocolo, se produjeron 87 fracasos (8,6%) en el grupo de hospitalización y 77 (7,5%) en el grupo ambulatorio (diferencia de riesgo 1.1%; IC95% -1.3 a 3.5). En el análisis por intención de tratar, se produjeron 105 y 89 respectivamente (diferencia de riesgo 1.5%, IC95% -0.9 a 4.0). En el periodo de 14 días tras la aleatorización, murieron 5 niños; uno en el grupo ambulatorio y 4 en el de los hospitalizados.
Los autores concluyen que en el tratamiento de la neumonía severa, sin otras complicaciones, un régimen ambulatorio con amoxicilina oral es tan efectivo como el tratamiento parenteral.

La nitrofurantoina alternativa en cistitis no complicada

El tratamiento con nitrofurantoina durante 5 días es equivalente clínica y microbiológicamente al tratamiento de 3 días de cotrimoxazol.
Un total de 338 mujeres con edades entre 18-45 años con cistitis no complicada fueron aleatorizadas para recibir NIT 100 mg/12 h durante 5 días o SMX-TMP forte (800/160) mg/ 12 h durante 3 días.
El objetivo principal fue la curación clínica a los 30 días de tratamiento. La curación clínica se produjo en el 79% del grupo SMX-TMP y en el 84 % del grupo de NIT (diferencia, −5%; IC95%, −13% a 4%).
Los objetivos secundarios fueron la curación microbiológica y clínica a los 5-9 días.
La curación microbiológica a los 5-9 días del tratamiento se produjo en el 91% del grupo SMX-TMP y en el 92 % del grupo de NIT.
El microorganismo con más frecuencia aislado fue E. coli con un 82%; E coli junto con otro patógeno (4%), Staphylococcus saprophyticus (8%), enterococo, Klebsiella sp., P. mirabilis, Enterobacter sp., o Streptococo grupo B (1% – 3% cada uno).
El 31% con SMX-TMP y el 28% con NIT, relataron algún efecto adverso en respuesta a un cuestionario. La interrupción por efectos adversos fue del 1% y 2%, respectivamente.
El tratamiento con nitrofurantoina debería ser considerado como una alternativa ahorradora de quinolonas en el tratamiento de la cistitis aguda en mujeres.

Herramienta de ayuda a la prescripción de antibióticos en cistitis aguda.

Se evalúa en este artículo publicado en Arch Intern Med, una sencilla herramienta de ayuda a la prescripción de antibióticos en cistitis aguda no complicada.
Se basa en 3 preguntas que incluyen: disuria, presencia de leucocitos (por encima de valores traza) y presencia de nitritos en orina.
El tratamiento antibiótico empírico estaría justificado con el resultado de al menos 2 respuestas positivas (la prueba tienen una sensibilidad de 80.3% (IC95% 74.2 – 85.5 %) y una  especificidad de 53.7% (IC95% 44.4 – 62.7 %). En el caso de un número menor de 2 respuestas estaría indicado obtener un cultivo y esperar resultados (en este caso la probabilidad de infección es menor del 30%, por lo que esperar el cultivo reduce los antibióticos innecesarios).
Los autores logran reducir la prescripción de antibióticos un 23%, las prescripciones innecesarias un 40.2% (antibiótico prescrito a pacientes con urocultivo negativo), y los cultivos de orina un 59% (p< 0.001 para todos).