ASTEROID: estirando el chicle.

El programa de las sesiones científicas 2008 del American College of Cardiology está dando mucho de sí. Como de costumbre, los ponentes, los laboratorios y los editores, aprovechan el tirón mediático, publicando simultáneamente en revistas científicas los estudios que allí se presentan.
Este es entre otros, el caso del ensayo ASTEROID publicado anticipadamente en Circulation; otro estudio de la saga “Galaxy” desarrollada por AstraZeneca, que ya fue publicado en JAMA con otro enfoque, en el año 2006. Los resultados prueban que el tratamiento intensivo con rosuvastatina durante 2 años, en pacientes con enfermedad coronaria establecida, reduce porcentualmente el diámetro de la estenosis.
Para demostrarlo, los autores realizan un ensayo en 507 pacientes con enfermedad coronaria (estenosis >20% pero <50%) tratados con 40mg de rosuvastatina. Por motivos éticos evidentes no incluyen grupo control (la principal limitación del estudio). Como medida de resultado principal, valoran la diferencia en el porcentaje de estenosis mediante angiografía coronaria cuantitativa.
Analizan solo los datos de los 292 pacientes que acudieron a la segunda angiografía (otra limitación). Las cifras de LDL-col cayeron un 53,3%, hasta una media de 61,1±20,3 mg/dl y las de HDL se incrementaron un 13,8%. El diámetro medio de estenosis disminuyó del 37,3% al 36,0% (p<0,001) y el diámetro mínimo de lumen se incrementó de 1,65mm a 1,68mm (p<0,001).
Respecto a los efectos adversos, los autores nos remiten a la primera publicación. Según dicen, los acontecimientos adversos no fueron diferentes a los encontrados en otros ensayos con estatinas. Aún así, el 12% de los pacientes dejaron el tratamiento; el 3,7% debido a problemas musculoesqueléticos.