Ginkgo biloba no reduce el riesgo de eventos cardiovasculares

Con el título Tanakene no, hace un año comentábamos la publicación del ensayo clínico GEMS que mostraba que el extracto de Ginkgo biloba (EGB) no era más efectivo que un placebo en la prevención de la demencia o la enfermedad de Alzheimer. 
 
Ahora, se publica on line en Circ Cardiovasc Qual Outcomes los resultados de los objetivos secundarios de este estudio que concluyen que tampoco reduce la mortalidad cardiovascular o los eventos cardiovasculares. 
 
No hubo diferencias en el número de infartos de miocardio, angina de pecho o ictus respecto a placebo, ni tampoco en la mortalidad total o la mortalidad por causas cardiovasculares. Ocurrieron un total de 24 ictus hemorrágicos, 16 en el grupo tratado con EGB y 8 en el de placebo, aunque sin significación estadística. 
 
Hubo más casos de enfermedad vascular periférica en el grupo placebo (1.5%) respecto a EGB (0.8%), con significación estadística (p=0.04), lo que para los autores podría justificar la realización de futuros ensayos clínicos que exploren esta diferencias.

Boletines Hemos Leído (9) y (10) 2008

Dos nuevos números de Hemos Leído ya están disponibles.
– Resistencia a los antibióticos. Declaración WMA Octubre 2008

Utilidad de una técnica antigénica rápida en el diagnóstico de la faringitis estreptocócica

Infecciones causadas por E. coli productor de betalactamasas de espectro amplio

Neumococo: nuevos estudios parecen confirmar el aumento de la resistencias debido a los serotipos no incluidos en la vacuna.
 


– Prevención primaria cardiovascular con estatinas
– Las glitazonas siempre dando que hablar
Tanakene, no, gracias

Tanakene no

El extracto de Ginkgo biloba (EGB) se utiliza por sus efectos sobre la memoria, aunque la falta de evidencia suficiente ha motivado que se clasifique como medicamento de utilidad terapéutica baja. Ahora el ensayo clínico aleatorizado (Ginkgo Evaluation of Memory study) publicado en JAMA concluye que, para reducir la demencia o la enfermedad de Alzheimer, el EGB no es más efectivo que un placebo.
 
En el ensayo se incluyeron 3.069 pacientes mayores de 75 años sin demencia o con deterioro cognitivo leve a los que se les administró EGB 120 mg. dos veces al día (N=1.545) o placebo (el resto). El seguimiento medio fue de 6.1 años. La administración de EGB se realizó con una formulación EGb 761 (la de mayor uso en EE.UU) y que coincide con la financiada en España (Tanakene). 
 
Los resultados no muestran diferencias significativas ni para la incidencia de demencia por cualquier causa (HR 1.12 IC95% 0.94-1.33; p=0.21), la demencia por enfermedad de Alzheimer (HR 1.16 IC95% 0.97-1.39; p=0.11) o la progresión a demencia en el subgrupo de pacientes con deterioro cognitivo leve. (HR 1.13 IC95% 0.85-1.50; p=0.39). Concluyen que, en base a los resultados, no se debería recomendar su uso para prevenir la demencia.
 

En EE.UU. se estima un gasto anual en EGB de aproximadamente 100 millones de dólares. En nuestra Comunidad se consumieron más de 350.000 envases (1,6 millones de euros) en el año 2007.
Coincidimos con el comentario de Journal Watch: se debería dar un mejor uso a todo ese dinero.