Tratamiento del glaucoma

El Boletín que editan las Áreas 1, 2, 3, 5 y 7 de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud revisa en su nº 3 2008 el tratamiento del glaucoma. Al no existir terapia curativa, el objetivo del tratamiento del glaucoma será el disminuir la progresión de la enfermedad mediante el control estricto de la presión intraocular (PIO).
Para ello, por eficacia y tolerancia consideran en términos generales fármacos de primera línea a los betabloqueantes y los análogos de prostaglandinas, aunque la elección correcta del fármaco deberá hacerse de una manera individualizada para cada paciente. 
Otras de las conclusiones que alcanzan son:
 – Según progresa la enfermedad, un porcentaje elevado de pacientes necesitan más de un fármaco para controlar su PIO. Las asociaciones a dosis fijas pueden presentar algunas ventajas en determinadas situaciones.
 
– Un buen cumplimiento terapéutico y un correcto uso de los colirios es fundamental para conseguir la mayor efectividad del tratamiento y una disminución de los efectos adversos. 
– La detección precoz de la enfermedad, el seguimiento individualizado del tratamiento y una adecuada instrucción al paciente o cuidador sobre su aplicación, evaluando los posibles efectos adversos del mismo, son aspectos en que los profesionales de Atención Primaria y farmacéuticos comunitarios pueden ejercer una labor fundamental para disminuir la progresión de la enfermedad.