Cefalea en racimos (cluster headache)

La cefalea en racimos o cefalea de Horton, es una cefalea primaria, unilateral y puede estar asociada con lagrimeo ocular y congestión nasal. Se presenta en racimos, de manera repetida, cada día a la misma hora durante varias semanas y luego disminuye. Se caracteriza por ataques de dolor muy intenso. Según la frecuencia de aparición de los brotes se considera episódica o crónica.
BMJ Clinical Evidence ha publicado en febrero una actualización del tratamiento y prevención de la cefalea en racimos. Entre los cambios sustanciales encontramos que sumatriptan por vía subcutánea e intranasal, se clasifica como beneficioso para el tratamiento de la cefalea en racimos episódica y crónica, pero no se conoce la efectividad cuando se utiliza por vía oral.
La evidencia de zolmitriptan por vía oral para la cefalea en racimos episódica es considerada como probablemente beneficiosa, y desconocida para la forma crónica de la cefalea. Otra alternativa sería el zolmitriptan por vía intranasal, según se concluye en dos ensayos clínicos aleatorios frente a placebo publicados en Neurology y en Archives of Neurology. El oxigeno a alto flujo (100% a 6 L/minuto durante 15 minutos) es calificado también como probablemente beneficioso tanto en la forma episódica como la crónica.
En cuanto a la prevención, los corticoides por vía oral, el litio oral y verapamil se situan con un nivel de evidencia
probablemente beneficioso. Para este último, un estudio de audits que ha revisado a 217 pacientes con cefalea en racimos y verapamil (dosis media 512 mg/día), recomienda que se realicen monitorizaciones electrocardiográficas a estos pacientes ya que se han detectado arritmias (19%) y bradicardias (36%).