FDA actualiza las interacciones entre fármacos antirretrovirales del VIH y estatinas


 
Hoy en día, la infección por el virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) es una enfermedad controlada que se ha convertido en una patología crónica, gracias a que el tratamiento actualmente es sencillo y efectivo, el cual impide que el virus se multiplique y se reproduzca. Si se usan los fármacos antirretrovirales siguiendo estrictamente las indicaciones, el paciente puede mantener el VIH bajo control de manera indefinida, teniendo que modificar el tratamiento únicamente si se presentan efectos secundarios.
 
Un efecto secundario de tomar la terapia combinada antirretroviral, especialmente los inhibidores de proteasas (IP), es que se incrementa el colesterol y los triglicéridos en sangre. En primer lugar, hay que recurrir a las medidas generales, como dieta, ejercicio físico, abstinencia de tabaco, y sobre todo, valoración individualizada de la retirada de IP y/o de los análogos de la timidina. No obstante, algunos pacientes pueden necesitar tomar medicamentos reductores del colesterol, como las estatinas.
 
La Food and Drug Administration (FDA) acaba de publicar una actualización sobre las interacciones farmacológicas entre los medicamentos para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o hepatitis C (VHC), conocidos como inhibidores de la proteasa (IP), y las estatinas. Los IP pueden aumentar los niveles sanguíneos de las estatinas y aumentar el riesgo de lesión muscular (miopatía). La forma más grave de miopatía, llamada rabdomiólisis, puede dañar los riñones y provocar insuficiencia renal, que puede ser fatal.
 
Las fichas técnicas, tanto de los IP del VIH y de las estatinas, se van a actualizar para incluir esta información en el epígrafe interacciones fármaco-fármaco. También se van a recoger las nuevas recomendaciones de dosis de estatinas que con seguridad pueden ser co-administradas con IP.

Etravirina y reacciones cutáneas y de hipersensibilidad graves.

 

 

 

La AEMPS ha emitido una nota informativa a profesionales sanitarios sobre el antirretroviral etravirina (Intelence®) y casos de síndrome de hipersensibilidad grave, incluyendo síndrome DRESS y casos de necrólisis epidérmica tóxica, algunos de ellos mortales, casos de síndrome de Stevens-Johnson y eritema multiforme.

En España se han producido 25 notificaciones, de la cuales 15 son reacciones cutáneas o de hipersensibilidad y de ellas 8 han sido graves. Las reacciones cutáneas ya se habían observado con frecuencia en los ensayos clínicos con etravirina, pero en la mayoria de casos fueron leves o moderadas.
 
La AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios:

  • Ante la sospecha de un cuadro grave de exantema o de reacción de hipersensibilidad se debe interrumpir inmediatamente el tratamiento con Intelence.
  • El retraso en la interrupción del tratamiento con Intelence tras la aparición de erupción grave puede provocar una reacción que ponga en riesgo la vida.
  • Los pacientes que han suspendido el tratamiento debido a reacciones de hipersensibilidad no deben reiniciar el tratamiento con Intelence.
  • Se debe advertir a los pacientes que acudan al médico en el caso de aparición de erupción grave o reacciones de hipersensibilidad.

Screening de antígeno HLA-B*5701 previo al tratamiento con abacavir

El abacavir es un análogo de nucleósido inhibidor de la transcriptasa inversa empleado en el tratamiento del VIH. En España se comercializa sólo (Ziagen®) o en combinación (Kivexa®, Trizivir®), siendo medicamentos de uso hospitalario, dispensados desde los Servicios de Farmacia Hospitalaria. Se ha visto que este medicamento se asocia a serias reacciones de hipersensibilidad en las primeras semanas de tratamiento, siendo más común en pacientes con un particular alelo de antígeno leucocitario humano, el HLA-B*5701. Las reacciones de hipersensibilidad se caracterizan por dos o más signos o síntomas que pueden incluir fiebre, rash, síntomas gastrointestinales o respiratorios. 
Tras la revisión de dos estudios, el PREDICT-1 y el SHAPE, la FDA comunica a sus profesionales sanitarios la recomendación de realizar previo a la implantación del tratamiento con abacavir o a su reinicio, un screening mediante el test genético del alelo HLA-B*5701 de forma que se seleccione otra alternativa terapéutica en aquellos pacientes que el test sea positivo. Esta información, se incluirá en los prospectos y fichas técnicas de estos medicamentos en EEUU.
En España, ya se indicaba esta recomendación en nuestras fichas técnicas.